La ansiedad en los adolescentes

La ansiedad en los adolescentes

Siguiendo los mismos parámetros de este trabajo de investigación y desarrollo, pudimos contar con la colaboración de adolescentes con la capacidad de expresar sin condicionamientos ni prejuicios, cómo se sienten y que piensan.

Independientemente que la mayoría de las características físicas y mentales de un adolescente se encuentran en desarrollo, esto no es un impedimento para comprender la visión de un joven de esta edad que tiene sobre él mismo y su entorno familiar y social. El dato concluyente más importante, es que no pueden comprender a los adultos, debido fundamentalmente a sus constantes cambios de opinión y temperamento, curiosamente estos detalles son los mismos que expresan los adultos sobre los adolescentes.

Hemos comprobado que cuando en una familia por varias generaciones atrás, sus integrantes han sido educados para comportarse siempre a través de actitudes positivas, la ansiedad que llegan a generar es sólo transitoria y no causa desajustes ni confusión emocional, y la comunicación entre el adolescente y el adulto se realiza de manera eficiente, ambos conocen su papel dentro del entorno familiar y siempre pueden expresar correctamente aquello que están viviendo.

Por otro lado, cuando una familia no cuenta con la educación para poder convivir a través de actitudes positivas y comportamientos adecuados, generalmente todos los integrantes padecerán de una exagerada sensación de ansiedad. Aun cuando todos en la familia se amen sinceramente, lamentablemente no podrán expresarlo. La consecuencia común de todas aquellas personas que padecen de una exagerada sensación de ansiedad es la intolerancia, así que entre todos ellos crearán una atmosfera familiar que les dificultará adaptarse sanamente a ella. En este tipo de familias no es extraño que sus integrantes desarrollen conductas compulsivas, haciendo más difícil la relación y con esto, aumentando la intensidad de la ansiedad.

La educación necesaria para que una persona pueda reconocer lo que siente y lo pueda expresar correctamente, a la fecha sólo se imparte en el seno de las familias que desde mucho tiempo atrás cuentan con esta imprescindible información. Las demás están cómo condenadas a padecer de ansiedad y sus terribles consecuencias, tarde o temprano.

Por ejemplo, en una familia correctamente educada, un adolescente causa un daño en su hogar y debido a la educación que ha recibido, sabe que tiene que reconocer lo que hizo, reportarlo y aceptar las consecuencias sin reparos. Este joven ya sabe que la ansiedad que pudiera sentir siempre dejará de percibirla cuando resuelva correctamente el problema y nada más. En el caso contrario, un muchacho que no ha sido correctamente educado al respecto, ya ansioso tratará de evitar la responsabilidad de sus actos, buscando alguna justificación o pretexto para lograr evadir las consecuencias, además de que el sólo hecho de saberse culpable, le seguirá ocasionando ansiedad hasta que se le olvide el asunto o algo pase al respecto.

En cuanto a esta etapa de la vida de cualquier persona con relación a la ansiedad, se pueden distinguir dos tipos: adolescentes que venían sufriendo de ansiedad desde la infancia y aquellos que apenas están percibiendo la presencia en ellos de este terrible mal.

Cuando un adolescente viene padeciendo ansiedad desde niño, son evidentes algunas características propias de su personalidad:

  1. Totalmente ensimismado.
  2. Disperso.
  3. Egoísta.
  4. Irresponsable.
  5. Compulsivo.
  6. Apegado.
  7. Hipersensible.

Así mismo puede padecer de algunos síntomas físicos, cómo:

  • Dolor de cabeza.
  • Intranquilidad motora, movimientos repetitivos, rascarse, tocarse, cambiar de posición frecuentemente.
  • Mareo.
  • Náuseas.
  • Malestares estomacales.
  • Sudoración.
  • Tensión muscular.
  • Palpitaciones.
  • Taquicardia.
  • Temblores.
  • Dificultades respiratorias.
  • Sequedad de boca.
  • Dificultades para tragar.

Un adolescente que en esta etapa de su vida comienza a percibir la presencia de ansiedad en todo momento, generalmente  cuenta con la capacidad de expresarse correctamente y logra conseguir la colaboración de algún adulto para resolver su caso. Pero un adolescente que no comprende que le está sucediendo, intentará resolver por su cuenta lo que siente y generalmente por su inexperiencia, desarrollará actitudes negativas y comportamientos inadecuados, ya que está tratando de diluir el malestar de acuerdo a su propio criterio y capacidad.

Habrá jóvenes que en su búsqueda de encontrar algo que les permita sentirse mejor, se relacionarán con otras personas casi siempre en igualdad de condiciones comenzando a creer que sólo juntos podrán contrarrestar la desagradable sensación de ansiedad, creando un grave riesgo de que en determinado momento se decidan por consumir sustancias psicoactivas, además que darán lugar a apegos nada sanos.

Lamentablemente, por regla general, un adolescente con una exagerada sensación de ansiedad caerá víctima de conductas compulsivas, ya que contrarrestar su ansiedad adquiere la mayor prioridad en su vida. En el peor de los casos, un adolescente al encontrar en las drogas un potente sedante químico, con el tiempo se volverá adicto y muy probablemente para poder adquirir sus dosis siguientes comenzará a delinquir.

Independientemente de las características negativas de personalidad que un adolescente haya desarrollado con el tiempo, cuando participan en cualquier proceso de Conciencioterapia© indicado para ellos, todos al recuperar su natural estado de serenidad®, manifiestan sentirse cómo nunca, sienten deseos de sonreír, de abrazar, de estar con su familia y aprovechar el tiempo para recuperar el que perdieron. Si uno de estos adolescentes adquirió adicciones y está decidido sinceramente a abandonar sus consumos, lo podrá realizar sin complicaciones porque la ansiedad que lo obligaba a hacerlo ya no está presente.

Aquellos adolescentes que quieran aprender a mantener su natural estado de serenidad®, siempre podrán conseguirlo al decidirse a realizar un excelente y exclusivo tratamiento, también creado por la Corporación Proyecto Vida, para desarrollar su madurez emocional.

MÁS SOBRE LA ANSIEDAD:

MÁS SOBRE LA SERENIDAD:

MÁS SOBRE LA CONCIENCIOTERAPIA©:

QUÉ SON LAS CONDUCTAS COMPULSIVAS:

CONSUMO DE SUSTANCIAS PSICOACTIVAS:

>

Derechos Reservados 2016 ® Ariel Cuadros y Corporación Proyecto Vida

Copyright © 2016 Ariel Cuadros

>

Para que nos conozcas mejor visita:  www.ansiedadZero.com .

Anuncios

2 comentarios sobre “La ansiedad en los adolescentes

    La ansiedad y el éxito. « ansiedadZero escribió:
    febrero 2, 2017 en 5:10 am

    […] La ansiedad en los adolescentes. […]

    Me gusta

    Sobriedad o madurez emocional « ansiedadZero escribió:
    noviembre 2, 2016 en 9:14 am

    […] La ansiedad en los adolescentes. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s