violencia

La ansiedad y la violencia

Posted on Actualizado enn

La ansiedad y la violencia

La violencia es una interacción entre humanos que se realiza con conductas de forma intencional, provocando o creando un daño psicológico o físico a un individuo o una colectividad, incluso afectando de tal manera que dañan en ocasiones irreparablemente la vida de las víctimas. Este tipo de hechos generan distintas apreciaciones subjetivas que hacen relativa su definición como violentos.

La violencia es un medio que no debería de existir actualmente en nuestra sociedad ya que obedece a impulsos muy primitivos relacionados con actitudes negativas muy precisas y completamente identificables, sin embargo sigue siendo utilizada abusivamente por unos pocos que quieren hacerse sentir, mientras que la mayoría debe tolerarlos hasta que las autoridades correspondientes hagan algo al respecto.

Tenemos basta experiencia  con este tipo de hechos, donde el victimario no encuentra razones para comprender lo que ha hecho y lo peor, desesperado y ansioso comienza una irracional búsqueda de explicaciones sólo para justificarse egoístamente ya que su limitada educación en torno a la realidad de su mecánica emocional jamás le permitirá admitir su culpa, porque sigue sintiéndose mal. Antiguamente se pensaba que ese malestar era ocasionado por su moral manifestando el desagrado de su conciencia, pero hoy sabemos que esto no es así. Simplemente se trata de emociones mal encausadas intentando dar fin a su ciclo biológico.

Estas personas cuando llegan a la Corporación Proyecto Vida, aun cuando han cometido el más atroz y vil de los actos, se sienten víctimas y así se comportarán mientras son capacitados para realizar el proceso de Conciencioterapia© indicado para ellos. Una vez que han recuperado su natural estado de serenidad®, ya tranquilos, los guiamos prudentemente para que aprendan a reflexionar su actual situación y es cuando sólo así pueden aceptar sinceramente el daño que han cometido. A la fecha, todas las personas que se han atendido con nosotros verdaderamente se han reintegrado a la sociedad con plena conciencia de su papel, transformándose en personas comprometidas con las normas y reglamentos.

Fundamentándonos en resultados positivos que hemos obtenido al trabajar con cientos de casos, sentimos que contamos con la autoridad suficiente para manifestar que las actuales soluciones que son contratadas por entidades públicas y privadas solamente se han convertido en paliativos que a la larga se constituyen en mayores razones para que la violencia se arraigue más en las actitudes de las personas. Como ejemplo tenemos muchos casos de jóvenes de secundaria que en sus propias voces nos ha repetido incontables veces por qué no hemos hecho nada para que los conocimientos que les brindamos en el interior del Centro de Formación Emocional se los proporcionemos también en los colegios a sus compañeros, ya que actualmente las charlas que les imparten psicólogos y terapeutas son aburridoras e incomprensibles. En este sentido nos han comentado que lejos de motivarlos a ser mejores, les dan mayores razones para actuar en contra de dichos conferencistas, llegando al extremo de echarlos del colegio de la peor manera.

Desde que trabajé con la primera persona que en Colombia se benefició con los primeros procesos de ese año 2004 y todas las que han pasado hasta la fecha, el factor común que se presenta en todos ellos y cuyos testimonios poseemos por escrito, es la eliminación de la violencia en todas sus variantes, ya que al recuperar su natural estado de serenidad® la tolerancia en ellos se incrementa muy notablemente, permitiéndoles también ser totalmente concientes de su realidad para reflexionar sus decisiones de una manera correcta. Definitivamente ya no les queda espacio para comportarse violentamente.

Niños desesperados porque sus padres les dan gusto en todo y sin embargo el malestar que sienten no se les quita con nada. Adolescentes que han convertido a su propia familia como el enemigo número uno por vencer y eliminar, al creer que son quienes causan esa insufrible y desesperante sensación de intranquilidad. Adultos que abusan de todo para encontrar alguna fórmula que les permita sentirse serenos creyendo que la ansiedad que sufren es por casusa de no obtener elementos satisfactores. Todos estos actores son víctimas de su propia ignorancia que los lleva a creer que sólo al margen de su propia ley podrán sentirse serenos imponiéndose con extrema violencia.

Sin exagerar, persona a la que le colaboramos a recuperar la verdadera tranquilidad que necesita, una vez que la obtiene y la percibe, las intenciones de comportarse violentamente desaparecen como por arte de magia. A las pruebas nos remitimos.

>

Derechos Reservados 2012 ® Ariel Cuadros y Corporación Proyecto Vida

Copyright © 2012 Ariel Cuadros

>

www.ansiedadZero.com

Para conocernos mejor visítanos en: www.ansiedadZero.com .

Anuncios